El Papa pide un gobierno mundia que resuelva la crisis mundial

El Papa pide a los gobernantes atención para los jóvenes ante la “frustración” de la crisis

El papa Benedicto XVI (der) saluda al llega la catedral de Friburgo (sur de Alemania). EFE
Mensaje para la 45 Jornada Mundial para la Paz
16 DIC 2011
Benedicto XVI anima a los jóvenes a luchar contra la corrupción e injusticias. Destaca que pueden dar “una nueva esperanza” ante la crisis.
  • El Papa ha recordado a la comunidad internacional que “prestar atención a los jóvenes” es “”el deber primario de la sociedad, para la construcción de un futuro de justicia y de paz” ante el aumento “de la frustración por la crisis que agobia a la sociedad, al mundo del trabajo y la economía”, en el Mensaje para la 45 Jornada Mundial para la Paz publicado este viernes y que tendrá lugar el próximo 1 de enero bajo el título ‘Educar a los jóvenes a la justicia y la paz’.
    Así, el Pontífice ha destacado que los jóvenes pueden dar “una nueva esperanza” ante la crisis que “es sobre todo cultural y antropológica”, ya que “parece que un manto de oscuridad hubiera descendido sobre este tiempo y no dejara ver con claridad la luz del día”.
    Las falsas soluciones
    No obstante, el Papa ha recordado que en la actualidad “muchos son los aspectos que les preocupan” a los jóvenes, como “el deseo de recibir una formación que los prepare con más profundidad a afrontar la realidad o la dificultad de formar una familia y encontrar un puesto estable de trabajo“.
    En este sentido, el Pontífice ha exhortado a los jóvenes en el mensaje a “no dejarse vencer por el desánimo ante las dificultades” ni tampoco se entreguen “a las falsas soluciones, que con frecuencia se presentan como el camino más fácil para superar los problemas”.
    Por ello, les ha invitado a “no tener miedo” de comprometerse y de “hacer frente al esfuerzo y al sacrificio, de elegir los caminos que requieren fidelidad y constancia, humildad y dedicación”.
    Además, Benedicto XVI ha subrayado que “no son las ideologías las que salvan el mundo, sino sólo dirigir la mirada al Dios viviente, que es el creador y el garante de la libertad”.
    Por su parte, el presidente del Pontificio Consejo ‘Justicia y Paz’, el cardenal Peter Turkson, ha recordado las protestas de la ‘Primavera árabe’ a principios del año 2011 y el desarrollo de las manifestaciones protagonizadas “en su mayoría por jóvenes” que han recorrido “varias regiones del mundo, también en Estados Unidos” durante este año, en clara referencia al movimiento juvenil ‘Occupy Wall Street‘.
    Ejemplo para adultos
    Asimismo, el Papa ha recordado a los jóvenes que son “ejemplo y estímulo” para los adultos y ha subrayado que “lo serán más cuanto más deseen un futuro mejor” y se comprometan “a construirlo”.
    Precisamente, el Pontífice ha subrayado que el proceso educativo “se nutre del encuentro de dos libertades, la del adulto y la del joven” porque “requiere la responsabilidad del discípulo, que ha de estar abierto a dejarse guiar”, pero también exige la responsabilidad del educador, que “debe estar dispuesto a darse a sí mismo”. Por ello, según ha añadido el Papa, el testigo debe ser el primero “en vivir el camino que propone”.
    El relativismo
    Benedicto XVI ha declarado también que, en la actualidad, un obstáculo “particularmente insidioso” para “la obra educativa” es “la masiva presencia, en la sociedad y cultura, del relativismo que, al no reconocer nada como definitivo, deja como última medida sólo el proprio yo con sus caprichos”.
    Según ha explicado el Papa, bajo la apariencia de libertad, esta actitud “se transforma para cada uno en una prisión, porque separa al uno del otro, dejando a cada uno encerrado dentro de su propio yo”.
    En este sentido, ha recordado que el mundo “no puede ignorar que ciertas corrientes de la cultura moderna, sostenida por principios económicos racionalistas e individualistas, han sustraído al concepto de justicia sus raíces trascendentes, separándolo de la caridad y la solidaridad“.
    Imagen límpia de la política
    Además, el Pontífice ha invitado a los gobernantes a ofrecer a los jóvenes “una imagen límpia de la política, como verdadero servicio al bien de todos” y ha pedido a los gobiernos que “ayuden concretamente a las familias e instituciones educativas a ejercer su derecho y deber de educar”.
    También ha exhortado a las instituciones a que permitan a las familias “elegir libremente las estructuras educativas que consideren más idóneas para el bien de sus hijos”.
    Así, el Pontífice ha recordado que los hombres viven en un mundo “en el que la familia y también la misma vida se ven constantemente amenazadas y, a veces, destrozadas” ante “unas condiciones de trabajo a menudo poco conciliables con las responsabilidades familiares” o “los ritmos de vida frenéticos”, que hace “difícil la posibilidad de asegurar a los hijos” la presencia “de los padres”, uno de los bienes “más preciosos” de los hombres.
    Finalmente, el secretario del Pontificio Consejo ‘Justicia y Paz’, monseñor Mario Toso ha pedido a las instituciones universitarias que no den “una educación mediocre” sino que eduquen a los jóvenes “en la cultura de la vida y la solidaridad”. Mientras, ha solicitado a los gobernantes que ayuden a los jóvenes “a formar una familia” y “encontrar trabajo”.

Obama y Benedicto firman el pacto del Nuevo Orden Mundial


Mondeda de uso mundial

Related articles

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s